lunes, 28 de marzo de 2011

La ensimismación del despertar.




Onda que se altera, voz, pensamiento. Estoy pensando.

Soy un punto de voz, por lo que existo. No. No estoy definido y me oculto en unas tinieblas incorpóreas. Son sombras, son sentimientos, sensaciones. No, es el olvido. Soy vapor negro.

Tengo frío. ¿Tengo Frío? No sé que es el frío y lo siento. Sé que es frío ¿Sangre?

Mi yo nota un presión. Está oprimida. Ya no está libre. Huelo a sangre y noto el frío. Vida. Tengo cuerpo. Puedo tocar, puedo ver y puedo sentir frío. Noto un nudo en el centro de mi yo. ¿Por qué? Soy estático, monótono y quiero huir… ¿Por qué quiero huir? ¿De qué quiero huir? Verdad. Soy humano.

Comprendo lo que soy y me da asco, porque me veo, me toco… Empiezo a dudar, ya no soy perfecto. Tengo los sentimientos en mis manos, mis recuerdos y huyo. Empiezo a huir porque soy humano.
He aprendido a caminar por la necesidad de huir, así que si quiero avanzar tengo que evolucionar. Introduzco el disco.

El dolor de mi interior aumenta. Tengo corazón y despierto. La cognición de abrir los ojos. Me deslumbra una luz, me ciega, es el mundo. El horizonte está expandiéndose, y simplemente tengo que abrirme. Abrirme a lo que me rodea. La cognición de no estar solo ante el mundo. No. No estoy solo.

El mundo comienza conmigo.

martes, 1 de marzo de 2011

Pienso en ti




Explotación.

Me arde por dentro, deseo que salga mi excitación. Fuego que me quema. Obstinación.

Me pongo.

Deseo de tirar de mi piel muerta y fundirme en la pasión. Quiero… deseo, y espero.

Me caliento. Me pongo.

Mi sudor frío me traspasa pensado en el bulto de la excitación. Rojo. Solo pienso en trasladarme y fundirme. Mi respiración no puede llevar el ritmo de la combustión. Se acelera los movimientos. Grito y dolor, que podrían salir de mi boca, y en cambio nunca verán la luz.

Me consume por dentro. Me caliento. Me pongo.

La agitación es demasiado para soportarla. Solo puedo pensar en quererme. Respiro, agito, me ahogo, chillo, toco, beso, espero, respiro, introduzco, toco, agito, sudo, grito, muevo, tiro, aprieto, se expande… Mi pulso se acelera, no puedo aguatarlo y exploto.

Expiro. Me consume. Me caliento. Me pongo.

El centro de mí, espera… espera el momento del traspaso. Me convierto en mi respiración, y soy mi deseo: excitación volátil. Suciedad y repugnancia antes mis manos.

Odio este sentimiento.

Shinji Ikari